El Día Mundial Contra el Cáncer se celebra cada año el 4 de febrero, con el objetivo de concienciar a nivel global, sobre la importancia de prevenir, detectar y tratar esta enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Por unos cuidados justos

En el Día Mundial Contra el Cáncer nos hacemos eco de la campaña global «Por unos cuidados más justos» que resalta las barreras socioeconómicas, la estigmatización y la discriminación que impiden a muchas personas acceder a servicios de prevención, diagnóstico, tratamiento y cuidados del cáncer. Se enfoca en la necesidad de abordar estas desigualdades para mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

Este año el objetivo de este día, es concienciar a la sociedad de la necesidad de un acceso equitativo a la asistencia sanitaria contra el Cáncer y que este acceso sea a una asistencia de calidad.

La Carga del Cáncer en Canarias

Mas de 12.000 canarias y canarios son diagnosticados de cáncer cada año. Uno de cada dos varones y una de cada tres mujeres serán diagnosticados de cáncer a lo largo de su vida. Entre los tipos de cáncer más frecuentes se encuentran el colorrectal, seguido por el cáncer de próstata y el cáncer de mama. La incidencia de cáncer en Canarias en 2022 fue de 567 casos por cada 100.000 habitantes.

Este crecimiento sostenido en la incidencia del cáncer en Canarias se atribuye a varios factores, incluyendo:

  • Envejecimiento de la población.
  • Hábitos de vida poco saludables como el consumo de tabaco, la vida sedentaria y una dieta desequilibrada.

A pesar del aumento en la incidencia, también se ha observado un incremento en la tasa de supervivencia de los pacientes oncológicos en la región. Para los hombres, la tasa de supervivencia es del 54%, y para las mujeres, del 61%

El cáncer es una enfermedad devastadora que no solo afecta a los pacientes, sino también a sus familias y seres queridos. El Día Mundial Contra el Cáncer se celebra cada año el 4 de febrero con el objetivo de concienciar a nivel global sobre la importancia de prevenir, detectar y tratar esta enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Prevención: Elegir salud

Según la Organización Mundial de la Salud, al menos un tercio de los cánceres más frecuentes pueden prevenirse mediante una vida libre de tabaco y nicotina, una dieta saludable, manteniendo un peso sano, protegiéndonos de la exposición solar y realizando actividad física diariamente.

La equidad en los cuidados del cáncer empieza por poder ofrecer a toda la población el acceso a los programas de diagnóstico precoz del cáncer de mama, colon y cérvix. Debe comenzar en un adecuado programa de diagnóstico precoz.

Tratamiento

Es quizás en este aspecto de la lucha contra el cáncer en la que más inequidad podemos encontrar entre la población.

Inequidad en el acceso: Las dificultades para acceder a la asistencia sanitaria en el caso del cáncer, (las listas de espera) limitan de forma clara las posibilidades de éxito. El diagnóstico y estudio de la enfermedad, son pasos claves a la hora de planificar un tratamiento adecuado a la situación concreta de la enfermedad. Se debe luchar por reducir los tiempos en que los pacientes oncológicos acceden al sistema e inician su proceso diagnóstico. Con el cáncer no podemos perder tiempo.

Inequidad en la calidad y seguridad de los tratamientos: La calidad y seguridad de los tratamientos oncológicos, no son iguales en todos ámbitos de la asistencia oncológica. En algunos casos, las decisiones sobre los tratamientos más adecuados para cada caso no se toman por consenso de un grupo de profesionales expertos (Comités Oncológicos) sino de forma individual por el médico tratante. Para asegurar la calidad de la asistencia oncológica debemos exigir estructuras organizativas adecuadas. El especialista en cáncer, el oncólogo, debe participar en las decisiones del tratamiento. Si tiene cáncer, consulte a un equipo oncológico multidisciplinar.

El soporte al paciente y su entorno

Estos aspectos del cuidado integral del paciente y su entorno juegan un papel crucial en la mejora de la calidad de vida y pueden tener un impacto positivo en los resultados del tratamiento.

  • La nutrición adecuada es fundamental para los pacientes con cáncer. Un dietista especializado en oncología puede proporcionar recomendaciones personalizadas para abordar estos problemas y asegurar que el paciente reciba los nutrientes necesarios.
  • Los pacientes y sus familias pueden experimentar una amplia gama de emociones, como ansiedad, depresión, miedo y estrés. El apoyo psicológico oncológico, que puede incluir terapia individual, terapia familiar o grupos de apoyo, es crucial para ayudar a manejar estos sentimientos.  
  • La actividad física es beneficiosa para los pacientes con cáncer en varias etapas de su tratamiento. El ejercicio debe ser adaptado a las capacidades individuales del paciente y a las fases de su tratamiento. Es necesario trabajar con especialistas en ejercicio oncológico para desarrollar un plan de ejercicio seguro y efectivo.

Es importante que estos aspectos del cuidado se integren en el plan general de tratamiento y se ajusten a las necesidades individuales de cada paciente y su familia. La atención integral, que incluye estos aspectos, es fundamental para el manejo efectivo del cáncer y el bienestar general de los pacientes y sus familias. Debemos asegurar que los pacientes de cáncer y su entorno reciben apoyo en estos y otros aspectos relevantes para su calidad de vida. Si tiene cáncer exija un programa de ayuda al paciente y su entorno.

En el Día Mundial Contra el Cáncer, es fundamental recordar que la lucha contra esta enfermedad es un compromiso de toda la sociedad. Nos enfrentamos a desafíos únicos en la atención al cáncer. El paciente y su entorno como protagonistas de la atención médica, deben ser atendidos de forma rápida, eficiente y coordinada por un equipo oncológico, que asegure la excelencia en el tratamiento y la dignidad del paciente y su entorno.

01-02-2024

Compartir:

Artículos Relacionados